miércoles, junio 07, 2006

Nada dulce

sed de venganza

Es increíble lo que el llamado nuevo cine coreano está aportando al universo de las películas de género. Y uno no se puede cansar de decirlo. Con esa carga de ambigüedad propia de la narrativa oriental, A bittersweet life cuenta la historia de Sunwoo, mano derecha de un lider mafioso, al que este último le encarga vigilar a su novia por tres días, puesto que parte de viaje y sospecha que la joven lo engaña.
Más allá del potencial lugar común de la situación (en clara referencia al encargo de Marsellus Wallace en Pulp Fiction), ésta, actúa como disparardor para el cuestionamiento introspectivo de Sunwoo, en una reflexión acerca de la naturaleza de la lealtad y las injusticias de la vida. Por supuesto, técnicamente la película es superlativa, con una composición fotográfica magnífica y escenas de acción muy bien coreografiadas.
Conviene darse una vuelta por los videos especializados para conseguir esta joyita.

3 Comentarios:

Anonymous leosoprano dijo...

DESDE YA ME PONGO EN CAMPAÑA PARA PODER VER LA PELI, va a resultar un buen oasis en medio de la pasiòn futbolìstica y del temor pekermaniano

junio 10, 2006 8:31 p. m.  
Blogger Belerofonte dijo...

En campaña yo tb, al igual que el amigo soprano. De Corea me puse a tiro hace poco con Oldboy y ahora voy a ver la primera de la "triologia de la vengaza" de su mismo director.
Ah, pude ver "El Descenso" amigo Pablo. Estupenda. Sencillamente estupenda. Tres Hurras por Neil Marshall.

junio 13, 2006 2:31 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Great site lots of usefull infomation here.
»

agosto 12, 2006 10:14 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal