viernes, septiembre 30, 2005

Tiempo de Valientes

la mejor pareja del cine nacional de los últimos años



Fernando Savater nos recuerda en unos de sus textos, la mala fama (inmerecida) que tienen algunos relatos clásicos de aventuras, como si sólo estuvieran dirigidos al público infantil. De recuperar esa cuestión lúdica se trata entonces, con esas historias aparentemente sencillas, que no tienen otro objetivo que el entretenimiento y la dispersión.


Arma Mortal vernácula

3 Comentarios:

Blogger Diego dijo...

¿Vale la pena Tiempo de Valientes? ¿Te cae bien Szifrón?

Un saludo.

octubre 01, 2005 2:17 p. m.  
Blogger jazzbopol dijo...

Diego: Gracias por el saludo. En mi opinión, vale la pena. Ahora ¿qué es "vale la pena"?. Siempre depende del cine que a uno le guste o del que en ese momento de la vida resulte agradable. Creo que, indiscutiblemente y más allá de gustos, la película tiene peso propio, con acutaciones brillantes, diálogos bien construídos y una narrativa clásica y sólida. Respecto de lo que uno encuentra, es un film absolutmente lúdico, muy divertido que no busca otra cosa que entretener, sin segundas lecturas. Un "Arma Mortal" o "Indiana Jones", por decir algo. Productos excelentes que privilegian la dispersión.
Con respecto a Szifrón, las dos veces que hablé con él en entrevistas me resultó una persona muy interesante. Leerlo y escucharlo en otros momentos, tmabién me agradó muchísimo. No lo conozco como persona pero sí, me cae bien. En estos días me encuentro con él para realizarle una nueva entrevista y te amplío detalles.
Saludos

octubre 02, 2005 1:51 p. m.  
Anonymous tigre harapiento dijo...

"Tiempo de Valientes" no sufre del síndrome "acá también podemos hacerlo" que tienen productos como "Comodines" o "Peligrosa Obsesión".
Y si bien sería muy arriesgado hablar de autor, Szifrón con dos películas viene pidiendo pista.
Si, es heredera de 48 horas y Arma Mortal, pero escenas como la del porro compartido o el encuentro en el bar con Tony Lestingi -de imponente presencia como el brazo derecho del villano principal- son para ponerse de pie.
Apela a la fórmula con las ejecuciones del inicio y con la visita al desarmadero de autos en el pool escondido en el gimnasio de box -también es efectivo Antonio Ugo. Pero con esas escenas va marcando el ritmo del film.
"Tiempo de Valientes" sometida a una segunda lectura bastante elementos positivos además del mero entretenimiento, inteligente y bienvenido.
Y la firma del director, subrayada en la música de spaghetti-western y ese bocadillo del Dr. Silverstein de Peretti.
"Se casa", dice el hijo de puta y roba la mayor carcajada de la sala.
PD: El actor también se luce con su monólogo de "fueron cuarenta años...". Idem para Luis Luque y su "te engaña". Como Gabriela Izcovich disparando a quemarropa... y así podríamos seguir un buen rato

octubre 13, 2005 3:47 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal