miércoles, febrero 06, 2008

Estrenos: De Cloverfield a Juno

El embarazo de una adolescente de dieciséis años es el disparador para que el director Jason Reitman nos regale ya una película que estará entre lo mejor de 2008.
Pero Juno (aquí se llama La joven vida de Juno) no es una interpelación al despertar sexual adolescente y la complejidad de un embarazo temprano. Al menos, no es eso solamente. Es una mirada a las relaciones de pareja del nuevo milenio, las posibilidades infinitas que abre ese otrora limitado concepto de familia, y sí, por cierto, la maternidad y paternidad como espacios de realización (o no) del ser humano.
algo está pasando


Pero más allá de típica película “chiquita e inteligente del año” (desde el 2004, por decir, tuvimos en orden: Lost in Translation, Sideways, Broken Flowers, Little Miss Sunshine y ahora, Juno) el film de Reitman tiene una muy buena puesta en escena, que aprovecha las estaciones del año para contraponer texturas a estados de ánimo. Y también cuenta, por sobre todas las cosas, con el futuro, con la nueva generación de actores americanos representados en dos de sus mejores exponentes: Michael Cera (el impresionante George-Michael de Arrested Develoment) y Ellen Page (la mismísima Juno) una actriz increíble con un rostro que constantemente, y por sí solo, reclama ser registrado por una cámara, como si la lente se enamorase (también) de ella.

En otro orden de cosas, el año ya cumplió su primer mes y hay que destacar algunas producciones que merecen ser comentadas.
Soy leyenda, con serias fallas sobre todo en la última media hora, demostró ser una puerta interesante en lo que al cine de género se refiere. Considerando que el anterior trabajo del director Francis Lawrence en cine había sido Constantine, demasiado bien fue tratado el personaje de Robert Neville en contrapartida al cínico “mago” inglés.
En la misma línea, aunque bastante más redonda (quizá se le puedan criticar unos veinte minutos de más) es la adaptación del cuento de Stephen King, 1408. Compleja para narrar, claustrofóbica y con buen cierre, se apoya en el tremendo oficio de John Cusack.
por fin


Lo mejor del año, hasta ahora, es esa vuelta del gran Ridley Scott, con American Gangster. Debe ser su película más completa y compleja desde Blade Runner, sin ningún tipo de exageración. El director combina, con buena mano narrativa, el ajustado diseño de producción, las actuaciones contenidas y alcanza planos de una riqueza visual asombrosa, todo para narrar la historia del tráfico de heroína en el Harlem profundo con el marco de la Guerra de Vietnam de fondo. Scott aprovecha al máximo a esos dos gigantes como son Russell Crowe y Denzel Washington, para narrar durante dos horas, cada mitad del film, en esos dos mundo diferentes que gobiernan sus antagónicos personajes. Dos espacios que, como un espiral, irán uniendo sus piezas para cruzarse en un desenlace ascético en los últimos treinta minutos del film. Una joyita.

monstruo come gente


Por último, hay que hacer una gran mención para Cloverfield. Evidentemente la factoría J.J. Abrahams (aquí como productor) da buenos resultados en cuanto a entretenimiento puro y de calidad se refiere. El film es un ejemplo de cómo una idea (el ataque de un monstruo a una ciudad, a una metrópolis) puede ser repensada y contada con nuevos elementos narrativos. En este caso lo podríamos ilustrar como un “ataque de Godzilla en la era de las comunicaciones”. La idea de un grupo de amigos que filman su intento de supervivencia mientras una ciudad es devastada por una entidad que apenas ellos pueden ver en su totalidad, está muy bien planteada cinematográficamente. Apelando al plano subjetivo constante, pero desde la mirada del “amateur”, el director Matt Reeves (que contaba con su mejor cosecha en tv) demuestra ser sumamente inteligente y logra presentar a los personajes con un poder de síntesis asombroso y generar la empatía necesaria para llevar a transformar su film en una de esas películas que hacen retorcer al espectador en el asiento. La escena del escape por las vías del metro en Manhattan es ya, una de las grandes secuencias del año en lo que a acción/terror se refiere.

2 Comentarios:

Blogger Belerofonte dijo...

Buena puesta al día, Manzotti. Y aunque le digo que Michael Clayton es excelente y Atonement tiene lo suyo también, coincido en que American Gangster viene siendo por ahora lo mejor del año. Y los inefables Oscar la obviaron, claro está.

febrero 07, 2008 1:56 p. m.  
Blogger jazzbopol dijo...

Gracias y un abrazo, amigo charrúa.
El caso es que, como verás, Michael Clayton entró en los estrenos del año pasado en nuestras pampas, por eso no se extendió a la comparación con American Gangster que es ya un 2008 (también para Argentina, claro está). De hecho, si te fijás en el post anterior, Michael Clayton quedó como algo de lo mejor del 07.
Atonement se estrenó hoy jueves por estos lares. y es correcta, pero no me enutsiasma mucho (algo puramente de piel, lo reconozco, que me sucede con determinadas películas y artistas del tipo de languidez de Keira Knightley)

febrero 07, 2008 8:07 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal