jueves, enero 15, 2009

Roadshow Watchmen y Star Trek en Buenos Aires

Esta semana se realizó en Buenos Aires un roadshow organizado por UIP donde la prensa tuvo acceso a la exhibición de unos 30 minutos de metraje del film. En total se mostraron tres secuencias.
Cada uno de los segmentos fue precedido por un breve comentario del director Zach Snyder. Lo primero que se puede destacar es que se trató de un material excelente (el evento fue sencillo, concreto y estuvo muy bien organizado); una proyección en digital que permitió contar con una idea cabal del impacto visual que supone la producción.
En el primer tramo, el director contextualiza el concepto Watchmen y anuncia lo que se verá a continuación. Se trata de los primeros quince minutos del film. La película comienza con el asalto y muerte del personaje del Comediante por su, hasta entonces, enigmático agresor. Una pelea con una dosis de violencia sin precedentes para este género cinematográfico (y mucho más extensa que en el cómic original) coreografiada apelando al ralenti momentáneo y a una estetización extrema. A partir del relato de ese evento que oficia como teaser del film, se inicia la secuencia de títulos. Este es un momento de explotación máxima del lenguaje audiovisual. Es cine es estado puro. Con gran maestría y mucha elegancia, Snyder aprovecha esos minutos para, con el fondo de la canción de Bob Dylan “Times are changing”, contar la historia de los superhéroes, su apogeo y decadencia, y las distintas generaciones y grupos que integraron. Las imágenes se suceden apelando al efecto que genera una suerte de fotografía en movimiento. Esto cierra con los sucesos que derivan en la proscripción y el clásico Who watches the Watchmen?
En la segunda parte, el director introduce su propia idea acerca del Dr Manhattan. Las imágenes que le siguen muestran el exilio del personaje en Marte y, a modo de flashback y utilizando la voz en off del mismo, narra la historia que derivó, por accidente, en la creación del único protagonista de toda la historia con superpoderes o condición metahumana, como ustedes prefieran. La síntesis de este concepto es, también, de un alto rendimiento cinematográfico.
Para finalizar, la última parte tiene como centro la fuga de la prisión de Rorschach y su rescate por parte de Nite Owl y Silk Spectre. Esta secuencia contó con un montaje especial para entender la sucesión de los acontecimientos y no mostrar detalles de antemano. Respecto de esta parte se puede decir que la lucha cuerpo a cuerpo de los héroes contra los reos es muy violenta y la acción apela nuevamente al ralenti momentáneo.
Todo lo visto goza de una estetización máxima y la iluminación y posproducción del cuadro logran acercarlo al máximo al color reflejado en el dibujo original de Dave Gibbons.
Watchmen se estrena en nuestro país el 5 de marzo.
Watchmen


Además de la exhibición de los minutos de Watchmen, en el evento que comentábamos recién se mostraron 30 minutos de la próxima Star Trek.
Algo habíamos desarrollado en este espacio hace unos meses respecto de este footage cuando se presentó en los Estados Unidos.
Como en el anterior caso, se trató de cuatro secuencias precedidas por un comentario del director J.J. Abrams.
La primera parte, presenta al joven James Kirk como una persona rebelde e inestable. Todo ocurre en el marco de una gresca en un lugar de copas. El desencadenante es un histeriqueo con Uhura. La escena finaliza con un oficial de ST que invita a Kirk a unirse a Starfleet Academy.
La segunda secuencia, es el abordaje de Kirk al Enterprise, su encuentro nada amistoso con Spock y su aviso de un posible complot Romulano para destruir un planeta. Acá se muestra la marca Abrams: humor y acción extrema combinados en dosis exactas.
El tercer segmento es el más emotivo. La aparición de Leonard Nimoy como Spock que viene del futuro a encontrarse con su viejo (ahora joven) amigo Kirk para aconsejarle acciones que debe llevar adelante y así quedar como capitán del Enterprise. En este momento se presenta al gran Scotty que interpreta el dúctil Simon Pegg.
Para finalizar, la secuencia de más acción de toda la presentación. Estos escasos siete minutos poseen más efectos especiales y más adrenalina que todas las películas de la saga juntas. Se trata de un salto al vacío de Kirk y Zulu quienes, mediante el uso de trajes especiales, atraviesan la atmósfera de un planeta y descienden en paracaídas sobre una suerte de plataforma aérea para comenzar a desbaratar el complot Romulano. Toda la escena es muy intensa, con un Zulu que se defiende con una Katana plegable y usa sus habilidades en lucha oriental de manera increíble.
Como síntesis se puede decir que, en tono, será un nuevo comienzo para la saga Star Trek en cine. No hay duda. Y será entretenimiento garantizado.
Se estrena el 7 de mayo.

6 Comentarios:

Blogger Manu dijo...

Hola Pablo.
Mas allá de este posteo en particular, te quería comentar que en estos días vi una película que me recomendaron enérgicamente: Por quien doblan las campanas.
Me pareció una verdadera bosta, no se cual es tu lectura sobre el film, pero me llama la atención que sea considerada un imperdible del cine mundial...
Un abrazo

enero 16, 2009 6:54 p. m.  
Blogger Semana Onírica dijo...

Hola, no van a subir más programas de cinefilosis?

En cuanto a Watchmen, yo lo que no puedo esperar es la oponión (sin importar cuán negativa es, ya sabemos cómo es su pose) de Alan Moore.

Yo les puedo recomendar el reproductor para blogs de www.catpost.com , lo encuentro mucho más efectivo que el que tienen (tarda mucho en reaccionar)

enero 17, 2009 5:35 p. m.  
Blogger jazzbopol dijo...

Hola Manu, gracias por el comentario. Mirá, hace rato vi esta peli que comentás basada en el libro de Hemingway. La verdad no es santo de mi devoción este tipo de narrativa que cruza el melodrama en el marco de conflictos armados. Otro ejemplo puede ser el del Adios a las armas, también de Hemingway.
Supongo que responde a un momento del cine clásico americano y habría que juzgarla, como en todos los casos, por las cosas a favor. En el caso de Por quien doblan las campanas? lo mejor es la pareja protagónica: Gary Cooper e Ingri Bergman tienen mucha química y sus rostros valen, de por sí, ver la película. Para citar un film que transite actualmente por este tipo de género, podemos elegir a Australia, que está en los cines ahora y que repite la fórmula mencionada(con las licencias que se toma Baz Luhrmann).
Santiago: mil gracias por tu comentario. Respecto de los programas de cinefilosis, voy a subir un par que me quedaron fuera, que fueron especiales de Scorsese y salieron muy bien. Actualmente estamos en receso de la audición. Supongo que volveremos en marzo o abril.
Respecto de Alan Moore: su opinión ya la dio. En una entrevista publicada hace unos meses en la web, un periodista le pregunta acerca de tener un encuentro con Snyder, al cual, aclara, se lo reconoce en el ambiente como un tipo muy agradable.
Moore dice que seguro será así pero que no le importa, Que realmente no le interesa porque es una opción inviable. Que, hace muchos años, SU amigo Terry Gillian le dijo que era imposible hacer una película de Watchmen y con eso se quedó.
Como verás, Santiago, uno puedo admirar mucho a Moore (a mi me parece un genio indiscutido en más de un aspecto) pero, como todo en la vida, también puede tener un costado mediocre. Creo que Moore demostró eso: que es un snob, que se maneja con esa cosa fóbica de las celebridades de las que tanto se ríe y demás cosas. Además de ser un intolerante y de no dar posibilidad a que alguien le demuestre, siquiera, su capacidad o talento. ¿Me vas a decir que, con lo que cambió la forma, la técnica de filmación en los últimos quince años, el tipo pueda seguir aferrado a algo que le dijo Gillian a fines de los ochenta?

enero 17, 2009 9:03 p. m.  
Blogger Semana Onírica dijo...

Mi idea proviene de Moore DESPUÉS de ver la película. Cómo le quedará el traste, me imagino... Aunque con lo que hicieron con La Liga Extraordinaria, cualquiera perdería la confianza con lo que hacen con la obra de uno. Desde el Infierno no se parece a la obra original, pero es una buena película.
He digerido el comic hasta la médula, y las imágenes que ví, retratan a la obra original de manera asombrosa. Aunque el Búho Nocturno sea flaco (pero bueh, Snyder dijo que fue una decisión de marketing que no pudo cambiar).

Desde Praga (soy estudiante becado), espero la llegada de programas.

enero 18, 2009 2:52 p. m.  
Blogger Semana Onírica dijo...

Y olvidé una cosa del preview de Watchmen (qué rompebolas), cómo viste el guión, la dirección de actores y su diálogo?

enero 18, 2009 3:29 p. m.  
Blogger jazzbopol dijo...

Mirá, muy difícil juzgar cosas tan puntuales con solo esos tres fragmentos. Sobre todo en un texto de estructura tan compleja como Watchmen.
Mi impresión, en cuanto a guión/adaptación es buena. De hecho, lo que resalto es el tema del aprovechamiento de los títulos (el momemnto que más me gustó de toda la filmografía de Snyder hasta ahora junto al teaser de Dawn of the dead)
y el flashback del dr. Manhattan.
Pero, donde pongo mi duda es en el tema de la duración. El corte del film está en dos horas y media y, a mi entender, no es tiempo suficiente para contar correctamente tamaña historia. Hasta ahora, lo que percibo que seccionó directamente (y más allá del cómic intertextual del pirata que va a salir como animación en DVD)es toda la línea argumental de la isla de científicos y el tema del desarrollo del calamar gigante alienígena (doy por descontado que leíste el cómic, desde ya)
Respecto de la dirección de actores debo reconocer que es donde vi las mayores fallas. puede ser que moleste el tema de actuar con pantalla verde todo el tiempo, pero, algunas expresiones, sobre todo en le rescate de Rorschach, no me gustaron ni medio. Es verdad que el tono que le imprime Billy Crudup a Manhattan es realmente bueno, eso sí.
Veré de postear los programas esta semana. Saludos y gracias

enero 18, 2009 11:27 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal